Entrevista a Laura Pacheco

Laura Pacheco, artista brasileña, participó del Fieber Festival 2017 con una performance experimental de flamenco, que tematiza las problemáticas y emociones que se enfrentan al ser migrante en Alemania, y en Berlín en específico. A continuación les compartimos la entrevista y fotografías realizadas por Justina Leston y Daniela Carvajal, donde la artista nos comparte además, sus impresiones respecto al festival. ¡Qué la disfruten!

_MG_6346 2
Foto: Daniela Carvajal

¿Hace cuánto tiempo estás en Berlín y por qué?

Hace 5 años vivo en Berlin. Antes vivía en Madrid, gané una beca de estudios y estudié flamenco e hice el curso de ¨Artes Escénicas y Cultura Visual¨ en la Universidad de Alcalá. Cuando terminé mis estudios, vine a quedarme un mes en Berlin para hacer un workshop de danza Butoh con la bailarina japonesa Minako Seki. Me quedé en Berlín algunos meses más para trabajar en la creación artística de mi espetáculo ¨Desplante.doc¨ con la colaboración coreográfica de dicha artista. Despues volví a Brasil y Minako me invitó a volver a Berlín para presentar el espectáculo en un teatro en Kreuzberg. Desde ahí, no salí más de Berlín. Empecé a trabajar aquí con mis performances y como profesora de danza, conocí a mi actual marido, tuvimos un hijo, conocí muchos artistas. Me gusta mucho Berlín, es una ciudad muy interesante, muy motivante, multicultural, con gente de todas partes del mundo y además es una ciudad muy artística. Hay una efectividad cultural y todo esto encanta. Berlín para mí es siempre es un desafio y una aventura.

¿En qué consistió tu participación en el Fieber? ¿Puedes contarnos un poco sobre lo que presentaste en el festival?

Participé del Festival Fieber 2017 con una performance llamada ¨Einsteigen, bitte!¨, es una performance ¨musicobailable¨ de danza flamenca experimental con ritmos flamencos y sonidos electrónicos, entrevistas, diálogos en alemán, inglés, español, noticias de telediarios y música en vivo. En el escenario, hacemos un duo de danza y música con el español Antonio Pumuki, que es un artista fenomenal, tocando percusión flamenca, bateria, rock y música electrónica y es además es un grand deseñador de sonido. Esta performance es un desarollo más profundo del espetáculo ¨Desplante.doc¨ que me trajo a Berlin en 2014. Trata del tema de la inmigración en Europa a partir de una perspectiva personal que parte de mi propia experiencia como inmigrante en Alemania.

Esta performance ¨Einsteingen, bitte!¨ fue creada especialmente para el Fieber Festival. Yo invité el músico Antonio Pumuki y mi marido Antonio Ferrer, que es artista marcial, a hacer una creación artística intensiva, semanas antes del Festival. Mi marido y yo ya teníamos la estrutura del material de audio listos, pero faltaba desarrollarlo más profunda y musicalmente. Empezamos investigando y seleccionando audios de telediarios, discursos políticos como de Angela Merkel y también de protestas por las calles de Berlín. También grabamos diálogos con nuestras voces para la performance.

Laura Pacheco y Antonio Pumuki, Einsteigen Bitte, Fieber Festival
Laura Pacheco y Antonio Pumuki, Einsteigen, bitte!! Foto: Daniela Carvajal

Invité Antonio Pumuki a editar los audios y él creo toda una musicalidad muy rica, con ritmos flamencos, sonidos electrónicos, protestas de la calle, noticiarios. El captó exactamente toda la tensión y el exceso de lo que yo quería decir. Antonio Ferrer también participó activamente del proceso de creación, se encargó de discutir el concepto de la obra y sus cuestiones políticas y de inmigración, de elegir las informaciones periodísticas que yo quería incluir en el espetáculo, tradujo los áudios al alemán, también con la ayuda de Beatrice Duboc, nuestra querida amiga y traductora alemana, y también grabamos nuestras voces para el sonido.

Editamos todo el material de audio que elegimos e hicimos una creación intensiva en las últimas semanas antes del Fieber. Estamos muy contentos, el resultado fue genial! La recepción del público en el festival fue muy buena, tuvimos un feedback buenísimo.

¿Por qué decidiste participar en el festival?

Me interesé mucho por la propuesta conceptual del Fieber, la cuestión de la identidad es uno de los temas centrales de mi trabajo. Siempre busco estimular el cuestionamiento y la reflexión por medio de mis performances, y percibí que en el Fieber mi trabajo era bienvenido. Otro punto es que la iniciativa totalmente independiente del festival me interesa, porque parte de la legítima voluntad de artistas que quieren expresarse. Y esto es muy potente y sensible.

Y el foco son los artistas iberolatinas – esto ya crea una otra camada de realidad, de cuestionamientos artísticos en la ciudad de Berlín. O sea, aquí escucho español entre la gente y la sensación de pertenencia es muy grande – aunque mi lengua materna es el portugués de Brasil. O sea, el Fieber me invita a exponer mis cuestiones artísticas ¨en casa¨, y las posibilidades de encontrar artistas que se conectan con mis propuestas y cuestiones son muy grandes aquí.

Encontré muchas personas, artistas latinas, inmigrantes como yo, que se identificaron con las cuestiones que propongo y nos regalaron un buenísimo feedback. También fue la primera vez que Antonio Pumuki y yo trabajamos juntos, y sin duda, fue una experiencia increíble, tenemos mucha conexión y afinidades artísticas. A nosotros, nos gusta mucho el flamenco experimental, formamos un bueno equipo, también con Antonio Ferrer y vamos seguir adelante con la creación contemporánea.

Tenemos mucha admiración por festivales artísticos como el Fieber por la libertad de creación que le permite a las artistas. Necesito de total libertad de creación y el Fieber es un buen lugar para esto. Esta performance es un resultado de mi investigación artística que empecé en el Master de Danza en la Universidad Federal de Bahia/Brasil, que es buscar y crear diferentes estrategias de creación y composición artísticas a partir del flamenco en una investigación contemporánea con la música experimental, la electrónica y la danza contemporánea. Como periodista y bailaora flamenca, busco traer la estética flamenca para dialogar con cuestiones políticas, culturales, artísticas y mediáticas. En un festival politizado como este, me siento muy bien acojida y agradecida.

_MG_6389 2.JPG
Foto: Daniela Carvajal

¿Cuáles son tus impresiones ahora que el festival terminó?

Las mejores posibles. Es la primera vez que participo del Fieber y superó mis expectativas. He visto un alto nivel de trabajos artísticos, he conocido y disfrutado mucho de estar con las artistas, pero lo que más me impresionó es el espíritu de colaboración y solidaridad que hay entre el equipo de producción del festival y las artistas participantes. Yo veo que el Fieber Festival es un acto político, un festival totalmente independiente que ocurre con la colaboración de mucha gente, y se torna una militancia-artístico-política, una manera de ser-estar en el mundo haciendo lo que de verdad se cree. Yo ya soy fan del Fieber Festival, de su propuesta e ideología, y ya me siento parte de esta familia. Aprovecho la oportunidad para agradecer el intenso trabajo de la directora Maria Luisa, productora Bárbara, a vosotras fotógrafas Justina y Daniela, y todas las que hicieron este festival posible, con tanto cariño y dedicación. Sin duda, el Fieber es una plataforma muy importante de visibilidad artística para artistas iberolatinas que viven en Berlín.

¿Cuáles son tus próximos pasos?

Pretendo seguir adelante con esta performance con Antonio Pumuki y crear un espectáculo de unos 50 minutos. Vamos a buscar apoyo para seguir. Es un trabajo inédito, es un tema polémico, actual y necesario, hay que discutirlo, y el público del Fieber me mostró que la gente está interesada en hablar del tema, esta preocupada, quiere compartir miradas, quiere discutir y buscar soluciones. Además de nosotros, los migrantes iberolatinos aquí en Alemania, la inmigración es una gran cuestión actual en el mundo contemporáneo, hay guerras y refugiados por muchas partes, países que cierran sus fronteras, hay crisis de territorios, crisis económicas, crisis emocionales, de pertenencia, etc. Aumenta el racismo, la intolerancia, hay más gente viviendo en la calle, crecen las fuerzas de extrema derecha en Europa y América Latina. El mundo se explota en el avance voraz del capitalismo neoliberal… O sea, son muchas las cuestiones para reflejar. Estamos ahí en el medio de este mundo loco, luchando por valores y derechos humanos, por mejores condiciones de vida, de existencia para nosotros y las futuras generaciones. Yo siento que hay que expresar todo esto, la inquietud y urgencia de mi generación, y siento que nuestra performance fue como una explosión, un catalizador de tantas cuestiones, deseos e inquietudes. El flamenco es algo muy fuerte, tiene una estética de mucha fuerza y la capacidad de potenciazar muchos discursos y generar profundas reflexiones. ¡Y reacciones también! El escenario es un espacio importante para esto y el Fieber nos regalo esa gran oportunidad. Como me dijo mi amigo Pumuki, hicimos un ¨chute energético!¨ Hay que seguir adelante! Con nuestro arte, nuestra lucha, nuestros valores y sensibilidad. Gracias Fieber, producción, artistas y amigos por caminar juntos. Hasta pronto!

 

Para conocer más sobre esta artista y de Antonio Pumuki, no dejes de visitar sus perfiles

fieber181210
Foto: Justina Leston

Fotografías por Justina Leston y Daniela Carvajal

Entrevista por Justina Leston y  Daniela Carvajal del Team Blog

 

Anuncios

Entrevista a Diana De Fex

La artista colombiana Diana De Fex, presentó en esta edición del festival una performance titulada “Cangrejo” junto a la música creada por Marcelo Schimitter, que proponían un viaje hacia la(s) memoria(s) y sus devenir(es). A continuación les compartimos la entrevista y fotos realizadas por Daniela Carvajal, donde la artista nos comparte un poco sobre ella y sus impresiones respecto al festival. ¡Qué lo disfruten!

_MG_5491

 

¿Hace cuánto tiempo estás en Berlín y por qué?

Soy una artista nómada y eterna migrante. Aunque soy de Medellín, he vivido en Bogotá, Estados Unidos, París y Dublín, y ese movimiento constante me ha traído hace año y medio a Berlín. Vine a Berlín por las afinidades que siento con la cultura de arte experimental y underground que tiene esta ciudad, lo que la hace un territorio fértil para encuentros, creaciones y desarrollarme profesionalmente.

 

¿En qué consistió tu participación en el Fieber? ¿Puedes contarnos un poco en qué fue lo que presentaste?

Hice un performance que se llama “Cangrejo.” Yo realicé el concepto del performance y puse mi cuerpo en el espacio, mientras que mi compañero Marcelo Schmitter creó la música y la manipuló en vivo.  El performance parte de un recuerdo de la más temprana infancia, perdido en el tiempo, un recuerdo inmemorial como diría Bachelard. Es una salida de campo con mi familia en la que se encuentran un cangrejo en un riachuelo y se lo pasan de mano en mano entre ellos. Es sobre el papel de la imaginación y el deseo en la memoria, una puesta en escena del devenir a través de la memoria y el encuentro con este cangrejo. La invitación al público era dejarse llevar por la primera imagen o pensamiento que viniera a su mente sin preocuparse por darle un sentido global o lineal al performance. Más que expresar lo que soy a través de esta memoria, esperaba poder facilitar las ensoñaciones del público, de sus propias memorias y sus devenires.

 

¿Por qué decidiste participar en el festival?

Cuando vi el open call me dije que era una oportunidad de crear y presentar un performance contando con una fuerte red de apoyo logístico y de comunicación, lo que muchas veces nos hace falta a lxs artistas independientes. También quise hacer parte de una iniciativa solidaria de mujeres artistas iberoamericanas que busca compensar la reducida presencia de las mismas en la escena artística berlinesa, creando espacios para presentar nuestro trabajo y acercándonos a nuevos públicos.

¿Cuáles son tus impresiones respecto al festival ahora que terminó?

Estoy agradablemente sorprendida de ver la numerosa comunidad de artistas iberoamericanas en Berlin. Establecí conexiones con muchas de ellas y espero que podamos mantener relaciones de cooperación y solidaridad. Somos muchas y este festival es prueba de que juntas nos va mejor. También estoy muy contenta con la  masiva y entusiástica participación del público durante todo el estival. Fue estimulante para mi la retroalimentación que recibí del público después de mi performance y la sinergía que se creó con la variedad de propuestas artísticas. Me gocé el festival y quedo muy agradecida con todas las artistas y productoras que hicieron este festival posible.

 

¿Cuáles son tus próximos pasos?

Quiero buscar más espacios donde presentar “Cangrejo” nuevamente. También estoy buscando financiamiento para un proyecto de creación colectiva de teatro interactivo con una comunidad heterogénea de personas, no necesariamente artistas profesionales, de diferentes culturas, religiones y orientaciones sexuales sobre el tema de la sexualidad con un enfoque en el consentimiento y lo que se considera “normal” en el sexo.

Por otro lado, para seguir enriqueciendo mis propuestas coreográficas, el año próximo iniciaré un Master en Coreografía y Perfomance en el Institut für Angewandte Theaterwissenschaft en Giessen.

 

Si quieres leer más sobre esta artista, no dejes de visitar su perfil.

_MG_5499

Fotografías por Daniela Carvajal

Entrevista por Daniela Carvajal y Justina Leston del Team Blog.