Entrevista a Ramona de Jesús

Aún continuamos con la energía que nos dejó el Fieber Festival, y por eso, queremos compartirles la entrevista y fotografías realizadas por Justina Leston a la artista colombiana Ramona de Jesús, quien nos comparte un poco sobre ella, su participación en el Fieber y sus impresiones respecto al festival. ¡Qué lo disfruten!

ramona010410

– ¿Hace cuánto tiempo estás en Berlín y por qué?

Vine a Berlín en el 2013 para terminar mis estudios de maestría en Literatura. Poco tiempo después de mi llegada empecé a trabajar para la revista literaria SAND Journal y, junto con otros poetas, a organizar diferentes lecturas y exhibiciones. El año pasado trabajé como curadora para el festival de literatura independiente “Stadtsprachen”.

– ¿En qué consistió tu participación en el Fieber? ¿Puedes contarnos un poco sobre lo que presentaste en el festival?
 
Últimamente he estado pensando en lo importante que es tener ídolos, héroes, y mentores. Deleuze por ejemplo dice que toda forma de vida tiene tres etapas: forma, simulación, y desarollo. Cuando admiramos a alguien nuestra primera reacción es imitar aquellas características que nos atraen y al hacerlo no solo las incorporamos sino que las transformamos y las hacemos nuestras. Esto último es lo que se denomina evolución. El poeta Cristian Forte ha sido no sólo un gran amigo, sino también uno de mis mentores en la ciudad. Su trabajo literario me ha mostrado nuevas formas de acercarme a la poesía, en particular, desde el sonido. Para mi la poesía es la herramienta que me permite entender los espacios que habito. Para nuestra  presentación en el Fieber Festival, Cristian y yo buscamos abrir al público esos íntimos espacios de los que hablo, por medio de la música. Pero antes que nada, creo que nuestra presentación fue un juego en el que él y yo secretamente participamos.

– ¿Por qué decidiste participar en el festival?
 

En el 2015 tuve la oportunidad de colaborar con la moderación del Fieber Festival. Esta actividad me permitió ganar una amplia perspectiva del evento pues pude observar la dínamica del grupo detrás de bambalinas como lo que sucedía en el escenario y la reacción del público. A diferencia de otros festivales a los que he asistido y aquellos en los que he participado como organizadora, el Fieber se diferencia en lo horizontal que es su organización. Pude ver como, a pesar de los limitados recursos, las organizadoras y las artistas trabajaban con invaluable entrega y pasión. De igual manera pude ver como esta labor de amor era recibida por el público de igual manera.

El espíritu del Fieber es crear no solo una plataforma para que las artistas hispanohablantes presenten su trabajo pero es un espacio que busca transformar las dinámicas sociales de la ciudad y contribuir en hacer de Berlín un lugar realmente incluyente. Recuerdo que, micrófono en mano, lloré durante la presentación musical de Die Kabronerinnen. Me embargo un repentino sentimiento de alegría y tristeza, un descubrir que había tenido que vivir cinco años en Berlín para poder finalmente encontrar a Colombia y Latinoamérica. Si algo es me pareció que era el Fieber, era este momento de hermandad, esperanza, y ausencia. Creo que fue ésta experiencia la que me motivó a participar este año como poeta.


– ¿Cuáles son tus próximos pasos?

 
Aunque la poesía me persigue a donde vaya, este año he estado dedicada al cuento corto y al ensayo. Ahora me encuentro trabajando en un proyecto de escritura que se mueve entre el relato personal y el ensayo. Para este año quiero terminar este texto, el cual busca investigar las relaciones de género y raza a través de las historias que rondan en mi familia.
Si quieres leer más sobre esta artista, no dejes de visitar su perfil.
ramona050410

Fotografías por Justina Leston

Entrevista por Justina Leston y Daniela Carvajal del Team Blog

Anuncios

Entrevista a Ingeborg Robles

La escritora española-alemana Ingeborg Robles participó del Fieber Festival 2017 con una lectura de textos escogidos de su trabajo. A continuación les compartimos la entrevista y fotografías realizadas por Justina Leston, para que puedan conocer un poco más sobre y sus impresiones respecto a esta nueva edición del Fieber Festival. ¡Qué lo disfruten!

Ing030410

¿Hace cuánto tiempo estás en Berlín y por qué?

Soñé con venir a Berlín desde que ví la caída del muro en la tele. Muchos de mis amigos se mudaron aquí y yo me había propuesto seguirles, pero los caprichos del destino me llevaron a los Estados Unidos y de allí a otros países. Así cumplí la promesa que me hice a mi misma con un retraso de doce años.

Hace cuatro años llegué al fin, y en seguida me sentí como en casa. Había dejado atrás la belleza y el arte de Florencia, donde vivía, pero me encontré con un cielo enorme, calles amplias, gente en bici y una vida cultural rica y variada en una ciudad más internacional que alemana. Siento que Berlín permite mostrarme abierta a los demás, igual que a mí misma, y me deja vivir sin definiciones, es decir sin obligación de definir la propia identidad.

¿En qué consistió tu participación en el Fieber?

Presenté un cuento corto, absurdo, llamado “Vacaciones en la nieve” que trata de un joven angolano viviendo en Colonia en casa de un familia “muy alemana”. El protagonista se llama Héctor y las primeras frases recuerdan un cuento corto del escritor colombiano Héctor Abad. En mis cuentos me gusta a veces introducir un elemento ajeno a fin de desequilibrar una estructura supuestamente estable y crear una tensión entre el diabólico y la ironía.

 ¿Por qué decidiste participar en el festival?

Considero importante la idea de solidaridad y de cooperación con otras mujeres, en general, pero sobre todo en el mundo del arte. Especialmente los escritores vivimos y trabajamos a menudo en soledad, casi aislados, por eso el proyecto de reunir artistas que están viviendo en la misma ciudad durante varios días me parece una idea genial.

¿Cuáles son tus impresiones respecto al festival ahora que terminó?

El Fieber fue un evento fantástico, un gran éxito en cuanto a la calidad de las obras presentadas, al número de visitantes y al entusiasmo del público. Además, no solo durante el festival, sino que también durante la fase de preparación, me quedé impresionada con el espíritu de soporte mutuo, de cooperación sin jerarquías. Cómo había esperado, he conocido a muchas personas lindas cuyas obras han sido una inspiración y una fuente de motivación para mi.

¿Cuáles son tus próximos pasos?

Terminé una novela sobre los campos de concentración en Europa y quiero presentarla a casas editoriales. Además me gustaría explorar otras posibilidades de lecturas públicas. Aparte de eso tengo muchos textos medio acabados, material que debe ser editado; me gusta iniciar varios proyectos a la vez, trabajar en paralelo con distintas formas literarias e idiomas diferentes.

Para conocer más sobre esta artista, no dejes de visitar su perfil.

Ing010410

 

Fotografías por Justina Leston

Entrevista por Justina Leston y Daniela Carvajal del Team Blog

Entrevista a María Nancy Sánchez

María Nancy Sánchez, poeta boliviana, estuvo participando del Fieber Festival 2017 con una lectura seleccionada de su obra “Arrinconada Mirada”. A continuación les compartimos la entrevista donde nos cuenta de sus impresiones respecto a la cuarta versión del festival y las fotografías realizadas por Justina Leston.

Nancy010310

¿Hace cuánto tiempo estás en Berlín?

Estoy 15 años en Berlín.

¿En qué consistió tu participación en el Fieber? ¿Puedes contarnos un poco sobre lo que presentaste en el festival?

Participé en Fiber Festival en el sector de Literatura concretamente con Lectura de mis Poemas de mi libro  “Arrinconada Mirada”.

¿Por qué decidiste participar en el festival?

Decidí contenta participar nuevamente en Fieber, porque a Los Hispanohablantes nos reune este Festival, y uno tiene posibilidad de mostrar sus talentos y su creatividad.

¿Cuáles eran tus expectativas respecto al festival?

Mi expectativa era la de tener como siempre un público animado, con ganas de escuchar en su propio idioma, con las personas auténticas que escriben, cantan, bailan o actuan, pintan. Son momentos inolvidables para mi alma.

¿Cuáles son tus impresiones ahora que el festival terminó?

Como todo tiene principio y fin, El Fieber Festival pasó tan rápido.
El Fieber, en mi impresión es como un racimo grande y  subliminal de diferentes flores, con diferentes colores fragancias, tamaños, formas e identidad. Estas flores son todas las mujeres que nos entendemos a través de un sonido sonoro que es el español y el portugués.
Todas habilidosas en diferentes artes, con ganas de mostrar sus colores, el sentido de la palabra, el movimiento del cuerpo, el hacer teatro, y preparar los Workshops y la buena organización con amor.
Estas flores fueron maravillosas, divinas y frescas hicieron pasar al público berlinés momentos vivos y palpitantes de plenitud para todos los sentidos del ser Humano.
Estoy feliz de haber sido parte de este “Racimo de Flores”
Muchas gracias Fieber Festival por la oportunidad de ser una flor de “Retama del Ande”.
Para terminar, quisiera compartirles un pequeño poema:
RUTA DESVIADA
La ruta de mi sangre,
se alborotó
con el freno de tu presencia.
 
Encendiendome como semáforo,
en la ruta de mi desvío.
Es un poema de mi libro de Poemas “Arrinconada Mirada” que está escrito en Español y Alemán. Es mi sexto libro, el séptimo está en correción. Creo que nacerá en Berlin.
Para conocer más sobre esta artista, te invitamos a visitar su perfil.
+ Nancy030310

Entrevista a Laura Pacheco

Laura Pacheco, artista brasileña, participó del Fieber Festival 2017 con una performance experimental de flamenco, que tematiza las problemáticas y emociones que se enfrentan al ser migrante en Alemania, y en Berlín en específico. A continuación les compartimos la entrevista y fotografías realizadas por Justina Leston y Daniela Carvajal, donde la artista nos comparte además, sus impresiones respecto al festival. ¡Qué la disfruten!

_MG_6346 2
Foto: Daniela Carvajal

¿Hace cuánto tiempo estás en Berlín y por qué?

Hace 5 años vivo en Berlin. Antes vivía en Madrid, gané una beca de estudios y estudié flamenco e hice el curso de ¨Artes Escénicas y Cultura Visual¨ en la Universidad de Alcalá. Cuando terminé mis estudios, vine a quedarme un mes en Berlin para hacer un workshop de danza Butoh con la bailarina japonesa Minako Seki. Me quedé en Berlín algunos meses más para trabajar en la creación artística de mi espetáculo ¨Desplante.doc¨ con la colaboración coreográfica de dicha artista. Despues volví a Brasil y Minako me invitó a volver a Berlín para presentar el espectáculo en un teatro en Kreuzberg. Desde ahí, no salí más de Berlín. Empecé a trabajar aquí con mis performances y como profesora de danza, conocí a mi actual marido, tuvimos un hijo, conocí muchos artistas. Me gusta mucho Berlín, es una ciudad muy interesante, muy motivante, multicultural, con gente de todas partes del mundo y además es una ciudad muy artística. Hay una efectividad cultural y todo esto encanta. Berlín para mí es siempre es un desafio y una aventura.

¿En qué consistió tu participación en el Fieber? ¿Puedes contarnos un poco sobre lo que presentaste en el festival?

Participé del Festival Fieber 2017 con una performance llamada ¨Einsteigen, bitte!¨, es una performance ¨musicobailable¨ de danza flamenca experimental con ritmos flamencos y sonidos electrónicos, entrevistas, diálogos en alemán, inglés, español, noticias de telediarios y música en vivo. En el escenario, hacemos un duo de danza y música con el español Antonio Pumuki, que es un artista fenomenal, tocando percusión flamenca, bateria, rock y música electrónica y es además es un grand deseñador de sonido. Esta performance es un desarollo más profundo del espetáculo ¨Desplante.doc¨ que me trajo a Berlin en 2014. Trata del tema de la inmigración en Europa a partir de una perspectiva personal que parte de mi propia experiencia como inmigrante en Alemania.

Esta performance ¨Einsteingen, bitte!¨ fue creada especialmente para el Fieber Festival. Yo invité el músico Antonio Pumuki y mi marido Antonio Ferrer, que es artista marcial, a hacer una creación artística intensiva, semanas antes del Festival. Mi marido y yo ya teníamos la estrutura del material de audio listos, pero faltaba desarrollarlo más profunda y musicalmente. Empezamos investigando y seleccionando audios de telediarios, discursos políticos como de Angela Merkel y también de protestas por las calles de Berlín. También grabamos diálogos con nuestras voces para la performance.

Laura Pacheco y Antonio Pumuki, Einsteigen Bitte, Fieber Festival
Laura Pacheco y Antonio Pumuki, Einsteigen, bitte!! Foto: Daniela Carvajal

Invité Antonio Pumuki a editar los audios y él creo toda una musicalidad muy rica, con ritmos flamencos, sonidos electrónicos, protestas de la calle, noticiarios. El captó exactamente toda la tensión y el exceso de lo que yo quería decir. Antonio Ferrer también participó activamente del proceso de creación, se encargó de discutir el concepto de la obra y sus cuestiones políticas y de inmigración, de elegir las informaciones periodísticas que yo quería incluir en el espetáculo, tradujo los áudios al alemán, también con la ayuda de Beatrice Duboc, nuestra querida amiga y traductora alemana, y también grabamos nuestras voces para el sonido.

Editamos todo el material de audio que elegimos e hicimos una creación intensiva en las últimas semanas antes del Fieber. Estamos muy contentos, el resultado fue genial! La recepción del público en el festival fue muy buena, tuvimos un feedback buenísimo.

¿Por qué decidiste participar en el festival?

Me interesé mucho por la propuesta conceptual del Fieber, la cuestión de la identidad es uno de los temas centrales de mi trabajo. Siempre busco estimular el cuestionamiento y la reflexión por medio de mis performances, y percibí que en el Fieber mi trabajo era bienvenido. Otro punto es que la iniciativa totalmente independiente del festival me interesa, porque parte de la legítima voluntad de artistas que quieren expresarse. Y esto es muy potente y sensible.

Y el foco son los artistas iberolatinas – esto ya crea una otra camada de realidad, de cuestionamientos artísticos en la ciudad de Berlín. O sea, aquí escucho español entre la gente y la sensación de pertenencia es muy grande – aunque mi lengua materna es el portugués de Brasil. O sea, el Fieber me invita a exponer mis cuestiones artísticas ¨en casa¨, y las posibilidades de encontrar artistas que se conectan con mis propuestas y cuestiones son muy grandes aquí.

Encontré muchas personas, artistas latinas, inmigrantes como yo, que se identificaron con las cuestiones que propongo y nos regalaron un buenísimo feedback. También fue la primera vez que Antonio Pumuki y yo trabajamos juntos, y sin duda, fue una experiencia increíble, tenemos mucha conexión y afinidades artísticas. A nosotros, nos gusta mucho el flamenco experimental, formamos un bueno equipo, también con Antonio Ferrer y vamos seguir adelante con la creación contemporánea.

Tenemos mucha admiración por festivales artísticos como el Fieber por la libertad de creación que le permite a las artistas. Necesito de total libertad de creación y el Fieber es un buen lugar para esto. Esta performance es un resultado de mi investigación artística que empecé en el Master de Danza en la Universidad Federal de Bahia/Brasil, que es buscar y crear diferentes estrategias de creación y composición artísticas a partir del flamenco en una investigación contemporánea con la música experimental, la electrónica y la danza contemporánea. Como periodista y bailaora flamenca, busco traer la estética flamenca para dialogar con cuestiones políticas, culturales, artísticas y mediáticas. En un festival politizado como este, me siento muy bien acojida y agradecida.

_MG_6389 2.JPG
Foto: Daniela Carvajal

¿Cuáles son tus impresiones ahora que el festival terminó?

Las mejores posibles. Es la primera vez que participo del Fieber y superó mis expectativas. He visto un alto nivel de trabajos artísticos, he conocido y disfrutado mucho de estar con las artistas, pero lo que más me impresionó es el espíritu de colaboración y solidaridad que hay entre el equipo de producción del festival y las artistas participantes. Yo veo que el Fieber Festival es un acto político, un festival totalmente independiente que ocurre con la colaboración de mucha gente, y se torna una militancia-artístico-política, una manera de ser-estar en el mundo haciendo lo que de verdad se cree. Yo ya soy fan del Fieber Festival, de su propuesta e ideología, y ya me siento parte de esta familia. Aprovecho la oportunidad para agradecer el intenso trabajo de la directora Maria Luisa, productora Bárbara, a vosotras fotógrafas Justina y Daniela, y todas las que hicieron este festival posible, con tanto cariño y dedicación. Sin duda, el Fieber es una plataforma muy importante de visibilidad artística para artistas iberolatinas que viven en Berlín.

¿Cuáles son tus próximos pasos?

Pretendo seguir adelante con esta performance con Antonio Pumuki y crear un espectáculo de unos 50 minutos. Vamos a buscar apoyo para seguir. Es un trabajo inédito, es un tema polémico, actual y necesario, hay que discutirlo, y el público del Fieber me mostró que la gente está interesada en hablar del tema, esta preocupada, quiere compartir miradas, quiere discutir y buscar soluciones. Además de nosotros, los migrantes iberolatinos aquí en Alemania, la inmigración es una gran cuestión actual en el mundo contemporáneo, hay guerras y refugiados por muchas partes, países que cierran sus fronteras, hay crisis de territorios, crisis económicas, crisis emocionales, de pertenencia, etc. Aumenta el racismo, la intolerancia, hay más gente viviendo en la calle, crecen las fuerzas de extrema derecha en Europa y América Latina. El mundo se explota en el avance voraz del capitalismo neoliberal… O sea, son muchas las cuestiones para reflejar. Estamos ahí en el medio de este mundo loco, luchando por valores y derechos humanos, por mejores condiciones de vida, de existencia para nosotros y las futuras generaciones. Yo siento que hay que expresar todo esto, la inquietud y urgencia de mi generación, y siento que nuestra performance fue como una explosión, un catalizador de tantas cuestiones, deseos e inquietudes. El flamenco es algo muy fuerte, tiene una estética de mucha fuerza y la capacidad de potenciazar muchos discursos y generar profundas reflexiones. ¡Y reacciones también! El escenario es un espacio importante para esto y el Fieber nos regalo esa gran oportunidad. Como me dijo mi amigo Pumuki, hicimos un ¨chute energético!¨ Hay que seguir adelante! Con nuestro arte, nuestra lucha, nuestros valores y sensibilidad. Gracias Fieber, producción, artistas y amigos por caminar juntos. Hasta pronto!

 

Para conocer más sobre esta artista y de Antonio Pumuki, no dejes de visitar sus perfiles

fieber181210
Foto: Justina Leston

Fotografías por Justina Leston y Daniela Carvajal

Entrevista por Justina Leston y  Daniela Carvajal del Team Blog

 

Entrevista a Blanca Ortiga

La artista e investigadora Esmeralda Gómez Galera entrevistó a Blanca Ortiga en el contexto del seminario De las Guerrilla Girls a Regina J. Galindo: violencias en la historia del arte que tuvo lugar el 7 de octubre de 2017 en el Meinblau Projectraum, como parte de la programación del Fieber Festival, 4º festival independiente de artistas iberoamericanas en Berlín.

 

Blanca Ortiga

 

Esmeralda Gómez Galera: En el seminario de hoy hemos estado analizando el tema de la violencia en la historia del arte. Por ello, una de las preguntas que te quería hacer al respecto es, ¿cuál te parece el gesto más violento, o uno de los más violentos, en la historia del arte?

Blanca Ortiga: Creo que es la apropiación de la apertura de paradigmas artísticos. Es decir, reconocemos como líderes de movimientos artísticos exclusivamente a varones cuando ha habido muchas mujeres que también han abierto paradigmas. Además, es resultado de una estructura muy perversa y violenta cuando han sido precursoras de estrategias artísticas pero no han despertado una continuación precisamente debido a la falta de credibilidad y legitimidad por el hecho de ser mujeres.

E: La siguiente cuestión está igualmente relacionada con la violencia, pero esta vez como recurso artístico. ¿Qué opinas sobre determinadas prácticas artísticas que hacen uso de la violencia con fines que podríamos denominar críticos?

B: Me parece muy interesante utilizar la violencia como estrategia, ya que ha sido un tabú para muchas mujeres. Se ha negado la posibilidad de la violencia hacia nuestros propios cuerpos pero creo que es una estrategia totalmente válida y constructiva. El problema radica en que se observa esa violencia de manera aislada porque la violencia estructural no es tan visible y, sin embargo, nosotras sufrimos la violencia estructural de manera constante. En ocasiones, me parece que no está bien empleado el término “violencia”, sino que se trata más bien de legítima defensa.

2012Naked

E: En el título de este seminario que estás impartiendo aparecen las Guerrilla Girls como un referente fundamental en la historia del arte feminista. Han transcurrido ya más de tres décadas desde aquella primera acción que llevaron a cabo en el MoMa , ¿cómo percibes actualmente la cuestión de la paridad en las instituciones artísticas?

B: Es una vergüenza. No me interesa tanto que las mujeres ocupen puestos en las instituciones y se lleven a cabo periódicos “lavados de cara” como que se genere una consciencia en torno a esta problemática que repercuta en la tendencia del mercado. Es decir, habría que preguntarnos qué porcentaje de las colecciones de los museos corresponde a obras de mujeres. Las personas que ocupan esos cargos tienen el deber de corregir la tendencia del mercado.

E: Estoy de acuerdo en este punto. Al respecto hablábamos en el seminario de la posibilidad de escribir nuestra propia historia del arte colectivamente. Ahora bien, ¿qué podemos hacer nosotras individualmente, como artistas y agentes culturales, para intentar corregir esas deficiencias, desde la violencia estructural hasta la paridad que nunca llega a hacerse realidad? ¿Qué está en nuestras manos, en las de cada una de nosotras?

B: A mí me gustaría pensar que, a nivel de micropolítica, podríamos tomar una herramienta que procede de los feminismos negros y que es la oralidad, la transmisión por vía oral. Me parece que es muy interesante hablar con compañeras y contar nuestras experiencias. Tenemos más poder del que pensamos y la micropolítica, la cotidianidad, hablar, poder contarnos desde los afectos y más allá del archivo escrito es un poder que hemos infravalorado.

publico charla Blanca Ortiga

E: ¿Cuáles crees que son las potencialidades políticas de un hipotético archivo oral?

B: No me refiero necesariamente a generar un archivo oral, sino a comentar entre nosotras, hablar de nuestras pequeñas vivencias en el día a día, incluidos los paternalismos que sufrimos.

E: Reforzar capacidades comunicativas y dialógicas entre nosotras.

B: Sí, y ponernos en valor las unas a las otras, desde los saberes diversos, no intentando que pensemos igual, sino reconociéndonos desde la diversidad y teniendo la escucha muy presente. Es complicado.

E: Sí que lo es. Me alegra que sea algo parecido a lo que estamos haciendo en este seminario. Muchas gracias.

B: Gracias a ti.

Entrevista: Esmeralda Gómez Galera.

Fotografía: Maria Luisa Herrera Rapela.