Entrevista a Blanca Ortiga

La artista e investigadora Esmeralda Gómez Galera entrevistó a Blanca Ortiga en el contexto del seminario De las Guerrilla Girls a Regina J. Galindo: violencias en la historia del arte que tuvo lugar el 7 de octubre de 2017 en el Meinblau Projectraum, como parte de la programación del Fieber Festival, 4º festival independiente de artistas iberoamericanas en Berlín.

 

Blanca Ortiga

 

Esmeralda Gómez Galera: En el seminario de hoy hemos estado analizando el tema de la violencia en la historia del arte. Por ello, una de las preguntas que te quería hacer al respecto es, ¿cuál te parece el gesto más violento, o uno de los más violentos, en la historia del arte?

Blanca Ortiga: Creo que es la apropiación de la apertura de paradigmas artísticos. Es decir, reconocemos como líderes de movimientos artísticos exclusivamente a varones cuando ha habido muchas mujeres que también han abierto paradigmas. Además, es resultado de una estructura muy perversa y violenta cuando han sido precursoras de estrategias artísticas pero no han despertado una continuación precisamente debido a la falta de credibilidad y legitimidad por el hecho de ser mujeres.

E: La siguiente cuestión está igualmente relacionada con la violencia, pero esta vez como recurso artístico. ¿Qué opinas sobre determinadas prácticas artísticas que hacen uso de la violencia con fines que podríamos denominar críticos?

B: Me parece muy interesante utilizar la violencia como estrategia, ya que ha sido un tabú para muchas mujeres. Se ha negado la posibilidad de la violencia hacia nuestros propios cuerpos pero creo que es una estrategia totalmente válida y constructiva. El problema radica en que se observa esa violencia de manera aislada porque la violencia estructural no es tan visible y, sin embargo, nosotras sufrimos la violencia estructural de manera constante. En ocasiones, me parece que no está bien empleado el término “violencia”, sino que se trata más bien de legítima defensa.

2012Naked

E: En el título de este seminario que estás impartiendo aparecen las Guerrilla Girls como un referente fundamental en la historia del arte feminista. Han transcurrido ya más de tres décadas desde aquella primera acción que llevaron a cabo en el MoMa , ¿cómo percibes actualmente la cuestión de la paridad en las instituciones artísticas?

B: Es una vergüenza. No me interesa tanto que las mujeres ocupen puestos en las instituciones y se lleven a cabo periódicos “lavados de cara” como que se genere una consciencia en torno a esta problemática que repercuta en la tendencia del mercado. Es decir, habría que preguntarnos qué porcentaje de las colecciones de los museos corresponde a obras de mujeres. Las personas que ocupan esos cargos tienen el deber de corregir la tendencia del mercado.

E: Estoy de acuerdo en este punto. Al respecto hablábamos en el seminario de la posibilidad de escribir nuestra propia historia del arte colectivamente. Ahora bien, ¿qué podemos hacer nosotras individualmente, como artistas y agentes culturales, para intentar corregir esas deficiencias, desde la violencia estructural hasta la paridad que nunca llega a hacerse realidad? ¿Qué está en nuestras manos, en las de cada una de nosotras?

B: A mí me gustaría pensar que, a nivel de micropolítica, podríamos tomar una herramienta que procede de los feminismos negros y que es la oralidad, la transmisión por vía oral. Me parece que es muy interesante hablar con compañeras y contar nuestras experiencias. Tenemos más poder del que pensamos y la micropolítica, la cotidianidad, hablar, poder contarnos desde los afectos y más allá del archivo escrito es un poder que hemos infravalorado.

publico charla Blanca Ortiga

E: ¿Cuáles crees que son las potencialidades políticas de un hipotético archivo oral?

B: No me refiero necesariamente a generar un archivo oral, sino a comentar entre nosotras, hablar de nuestras pequeñas vivencias en el día a día, incluidos los paternalismos que sufrimos.

E: Reforzar capacidades comunicativas y dialógicas entre nosotras.

B: Sí, y ponernos en valor las unas a las otras, desde los saberes diversos, no intentando que pensemos igual, sino reconociéndonos desde la diversidad y teniendo la escucha muy presente. Es complicado.

E: Sí que lo es. Me alegra que sea algo parecido a lo que estamos haciendo en este seminario. Muchas gracias.

B: Gracias a ti.

Entrevista: Esmeralda Gómez Galera.

Fotografía: Maria Luisa Herrera Rapela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s